Rita Spaces to Live

Alcúdia, la ciudad amurallada

Alcúdia, la ciudad amurallada
18 Feb

Situado en un enclave privilegiado en el norte de la isla, Alcúdia está declarado Conjunto Histórico Artístico y catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España.

Esta población cuenta con un importante legado histórico y arqueológico del que se conservan importantes vestigios y podemos apreciar en los restos de la antigua ciudad de Pollentia, fundada por el cónsul romano Quinto Cecilio Metelo, quien incorporó Mallorca a la República de Roma en el año 123 aC.

Sobre lo que inicialmente fue una alquería en la época musulmana, (Al Kudi), de la que proviene el nombre actual de la ciudad, el rey Jaume II ordenó la construcción de la villa de Alcúdia. La ciudad tiene un trazado urbanístico medieval, con calles estrechas e irregulares y aún conserva parte de las murallas de esa época, además de un tramo de las que se construyeron en la época renacentista. Las murallas rodeaban completamente la población y llegaron a contar con 26 torres distribuidas en 1,5 km de perímetro.

Lo cierto es que tanto el pueblo de Alcúdia como su magnífico entorno natural, con el Parque Natural de la Albufera y la bahía, que acoge la extensa y famosa playa de varios kilómetros de longitud, y otros arenales como Aucanada, s’Illot, Sant Joan, Sant Pere, o es Faralló, ofrecen múltiples opciones de ocio y diversión.

Si visitáis el pueblo nuestra recomendación es que realicéis un recorrido por el Camí de Ronda para tener una visión completa de las murallas. También es posible pasear por ellas, para lo cual encontraréis dos accesos, uno a la altura del Carrer de la Pau y otro cerca de la Puerta de Mallorca.

De los restos de las murallas que aún hoy se mantienen en pie han sobrevivido dos de las tres puertas que daban acceso al interior de la ciudad. Por una parte encontramos la puerta de Mallorca o de Sant Sebastià, que pertenece al primer recinto amurallado construido en el siglo XIV y fue restaurada en 1963. La puerta conserva el escudo de la ciudad, del siglo XVI.

Desde la puerta de Sant Sebastià podemos iniciar un recorrido por el casco histórico de Alcúdia, que nos llevará por la calle Major y la Plaza de la Constitución hasta llegar a la puerta del Moll.

La tercera puerta que daba acceso a la ciudad era la de la Vila Roja. Desgraciadamente no ha llegado hasta nuestros días, pero sí se conserva el puente de piedra que atravesaba el foso para acceder a la ciudad.

En un paseo por el casco histórico no podéis dejar de recorrer algunas de sus calles con pavimento adoquinado. Las más conocidas y concurridas son el carrer Major, el carrer de la Roca y el carrer de Sant Jaume. Uno de los alicientes de esta zona de la ciudad son sus casas señoriales, con  sus ventanales renacentistas. Merece la pena visitar la Biblioteca de Can Torró, Can Domenech o Can Canta.

Otra de la visitas obligadas es la iglesia de Sant Jaume, construida inicialmente el siglo XIV, aunque reconstruida  a finales del siglo XIX en estilo neogótico. Este templo alberga la capilla del Santo Cristo, de estilo barroco. Si os gusta la historia, junto a esta iglesia se encuentra el Museo Monográfico de Pollentia, en el que se exponen piezas  recuperadas durante las campañas de excavación realizadas en el yacimiento arqueológico.

Magnífico entorno natural

Otro de los lugares que podemos visitar es su puerto, el segundo en importancia después del de Palma. Con una gran actividad marítima y comercial, es el lugar perfecto para disfrutar de un agradable paseo así como de distintas actividades lúdicas, bares y restaurantes.

Lo cierto es que tanto el pueblo de Alcúdia como su magnífico entorno natural, con el Parque Natural de la Albufera y la bahía, que acoge la extensa y famosa playa de varios kilómetros de longitud, y otros arenales como Aucanada, s’Illot, Sant Joan, Sant Pere, o es Faralló, ofrecen múltiples opciones de ocio y diversión.

Una visita aparte merece el Parque Natural de la Albufera, la zona húmeda más extensa de las Islas Baleares, ideal para hacer una excursión y recorrer a pie o en bicicleta alguna de las 4 rutas que ofrece y  disfrutar de las numerosas aves que lo habitan. Esta actividad podemos hacerla desde  las casetas de avistamiento distribuidas por el parque. Es habitual  observar aves acuáticas, como el avetoro y la garza real, pájaros como el carricerín real, e incluso, en los meses de verano, algún ejemplar de Águila Pescadora,  o de halcón de Eleonor.

No cabe duda de que Alcúdia y su entorno ofrecen multitud de atractivos que bien merecen una visita.

 

Bildergalerie

Share

Empfohlene Eigenschaften

WhatsApp Direktanruf